TARTA ENROLLADA DE PASTA FILO Y LECHE O RUFFLE MILK PIE

A esta receta le llamo yo "el descubrimiento en postres del verano".  Y es que lo mío con la repostería es una relación de amor odio... me encanta pero hay que ver lo difícil que me resulta!. 

Esta es una receta bien fácil y por eso me encanta, da un resultado super bueno y además de buenísima, a la vista tiene un aspecto muy bonito. Una deliciosa mezcla entre la crema de leche y el crujiente de la masa filo, os la aconsejo de verdad.
Es una receta para hacer los domingos en casa, para llevar cuando vamos invitados o simplemente porque nos apetece un dulce.

La descubrí en el blog "Cuinant", y la receta original se denomina Ruffle Milk Pie. Yo la he llamado 

TARTA ENROLLADA DE
PASTA FILO Y LECHE

INGREDIENTES:

1 Paquete de masa filo
80 gr. de mantequilla derretida
400 ml de leche (yo desnatada)
80 ml. de nata
4 huevos
120 gr de azúcar moreno
120 gr. de azúcar glass (yo moreno convertido a polvo en thermomix)
1 rama de canela
la cáscara de 1 limón
canela en polvo
Frutos secos y pasas para adornar




Paso 1: En un cazo ponemos a calentar la leche con los 120 gr. de azúcar, la rama de canela y la corteza del limón. Cuando empieza a hervir apagamos y reservamos para que se enfríe.



Paso 2: Mientras fundimos la mantequilla y pincelamos un molde redondo (El mío tenía 20 cm de diámetro y quedó bastante bien). Vamos untando las láminas de pasta filo y formando rosetones con ellas y colocando en el molde formando un círculo con una o dos en el centro (según el molde haremos la forma que mejor se adapte).

Paso 3: Calentamos el horno a 180º. Espolvoreamos con canela las flores de masa filo y horneamos durante 20 minutos.

Paso 4: Mientras batimos los huevos con el azúcar glass y incorporamos la leche que teníamos preparada colada y templada.

Paso 5: Transcurridos los 20 minutos sacamos las rosas del horno y vertemos en el molde la mezcla de huevos azúcar y leche. Introducimos nuevamente en el horno y horneamos 30 minutos más.

Paso 6: Sacamos y adornamos con frutos secos, pasas y azúcar. Dejamos templar y a la mesa.


Esta tarta es aconsejable hacerla el día que vayamos a tomarla y no meter en la nevera ya que queda muy sabrosa templada o fría pero del tiempo y la masa nos sigue quedando crujiente. Si reservamos en el frígo la masa se reblandecerá y perderá la textura.







Comentarios

  1. hola Lola, como me gusta a mí esta pasta para las tartas y nunca la utilizo.. grrrrrr. me encanta la tuya . besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es facilísima y está de muerte! pruebala y verás. un beso

      Eliminar
  2. Es la segunda vez que la veo publicada y me están entrando unas ganas tremendas de probarla, y más si nos cuentas que es fácil de hacer y que está riquísima. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudes...verás como la incorporas a tu repertorio sin pensarlo dos veces.
      bss

      Eliminar
  3. En mi casa es uno de los que más gusta y lo suelo preparar sin azúcar (con tagatosa) para mi padre que es diabético.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena idea, encima light... eso ya es de nota!
      besos wapa

      Eliminar
  4. Al final me voy a tener que animar a hacerla ehh tiene que estar de muerte y te quedó fantástica.

    besos

    ResponderEliminar
  5. Que rica y crujiente, da gusto solo de verla.Besossss y buenas noches.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me hace muy feliz verte por aquí. Empezar es difícil y aprender de todos vosotros un placer. Si te apetece, dame tu opinión.

Entradas populares