viernes, 26 de julio de 2013

RECETAS DE CUENTO CON PYREX (TORTITAS)

Hoy llego con una receta especial ya que con ella participo en el concurso "Recetas de cuento" que la marca Pyrex ha organizado.
Se trata de una receta bien sencilla, que en casa hago muchas tardes de verano para merendar mis hijos, con chocolate, con nata, con mermelada, cacao en polvo, azúcar.... con cualquier ingrediente están deliciosas y los niños se chupan los dedos.

Aquí están mis TORTITAS DE CUENTO.






FRAGMENTO DE CAPERUCITA ROJA CON RECETA DE TORTITAS PARA LA ABUELA



.....Caperucita miró a su madre sorprendida y un poco triste al pensar que su abuela estaba allí, en aquella casita del bosque sola y un poco resfriada. Tenía que ir a visitarla urgentemente y cuidarla un poco: "mamá, la abuelita es ya muy mayor y no debería vivir sola, hoy iré a visitarla y le llevaré unas ricas tortitas de esas que tú haces.  Voy a intentar convencerla para que venga a vivir con nosotros, está decidido".

La mamá de Caperucita se dirigió a la despensa y se puso manos a la obra con las tortitas, su preciosa hija acababa de tener una idea estupenda, unas ricas tortitas para la abuela y un tazón de leche caliente seguro que le iban a sentar fenomenal.
De la nevera cogió dos huevos, 50 gramos de mantequilla y 200 ml de leche. Lo puso todo en un bol y añadió 150 gramos de harina, media cucharadita de sal, dos cucharadas de azúcar y una cucharadita de levadura en polvo y con la batidora lo batió todo muy bien. " Caperucita, mientras te preparas dejaremos reposar la masa un ratito, así las tortitas saldrán mucho más esponjosas".




Transcurrida media hora la mamá de Caperucita se puso manos a la obra y fue poniendo "cacillos" de la masa líquida para tortitas en una sartén bien caliente impregnada con mantequilla, dejaba cocinar por un lado y transcurridos un par de minutos les daba la vuelta, poco a poco tenía preparada una gran torre de tortitas calitentes.

Cuando estuvieron listas las colocó en la cestita de Caperucita, las cubrió con un paño limpio y la niña se dispuso a partir rumbo a casa de la abuela enferma. "Ten mucho cuidado con el lobo", dijo la mamá a su preciosa hija......


...... continuará


...... pero no temáis que el lobo no se comió a nadie, este lobo era muy listo y se dió cuenta de que ahí lo que estaba bien rico eran las tortitas recién hechas con un chocolate bien caliente, así que compartieron merienda y luego las acompañó a las dos a casa. Después de aquella tarde,  cada día iba a visitarlas y se quedaba a merendar un delicioso dulce cocinado por la mamá.  







5 comentarios:

  1. jijijiji Curiosa versión del cuento :) Que arte tienes, ahora me preparas para merendar unas de estas o vengo como el lobo de siempre!! jajaja

    Suerte con el concurso, Besos :)

    ResponderEliminar
  2. Bonita historia, realmente muy bonita. Una forma de los más original de explicar una receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. jajaj genial el fragmento de caperucita, y muy listo el lobo!!! muaskkkkkkkk

    ResponderEliminar
  4. yo te daba el premio ya! que gracioso y que ricas!....besos

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja, mira tu que versión del cuento de caperucita más sabrosa, y además con lobo listo. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar

Me hace muy feliz verte por aquí. Empezar es difícil y aprender de todos vosotros un placer. Si te apetece, dame tu opinión.