martes, 23 de julio de 2013

CARACOLA DE HOJALDRE CON PIMIENTOS

En verano es fácil improvisar una cena. Aunque sea la misma hora que en invierno e igualmente al día siguiente haya que trabajar no nos importa invitar a unos amigos a cenar a casa o aceptar invitación de ellos para cenar en la terracita y tomar algo tranquilamente.
Por ello me gusta tener unas cuantas de esas recetas que van de maravilla para estos momentos. Una de estas bien fácil y socorrida que nos saca del apuro en un momento de cena improvisada es toda aquella que se haga con hojaldre. Me gusta tener en la nevera un par de paquetes de hojaldre por si acaso... no sabéis de la de apuros que me ha sacado a mí una plancha de hojaldre refrigerada...
Aquí os dejo esta receta que vi en un blog ayer y que anoche hice en casa para unos amigos. A todos nos pareció bien rica

CARACOLA DE HOJALDRE CON PIMIENTOS

INGREDIENTES

4 Pimientos italianos
1 cebolla
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
1 Plancha de hojaldre cuadrada
1 huevo para pintar la masa
semillas de amapola para adornar



Paso 1: Troceamos los pimientos y la cebolla en dados y ponemos en una sartén con aceite de oliva a fuego mínimo que se vaya pochando poco a poco. Removemos de vez en cuando y mantenemos a mínimo fuego durante 15-20 minutos hasta que estén las verduras cocinadas. Salpimentamos.


Paso 2: Escurrimos el sofrito anterior de aceite y dejamos enfriar.

Paso 3: Una vez frío ponemos el horno a calentar a 200º y procedemos a montar la caracola. Para ello extendemos bien la plancha de hojaldre con un rodillo hasta dejarla fina e uniforme.


Paso 4: Cortamos tiras de unos cuatro dedos de anchas y las vamos rellenando con el sofrito.


Paso 5: Ahora cerramos la tira de hojaldre sellando la masa bien con los dedos.


Paso 6: Con el "rulo" resultante formamos la caracola con cuidado y vamos uniendo uno tras otro hasta tener la caracola completa


Paso 7: Pincelamos con huevo batido y adornamos con las semillas de amapola


Paso 8: Introducimos al horno y bajamos la temperatura a 180º. Horneamos hasta que el hojaldre esté dorado (yo 20 minutos pero como siempre dependerá de nuestro horno).



Dejamos templar y tendremos listo nuestro aperitivo cena rápida. Más sencillo imposible.










7 comentarios:

  1. Que presentación más original. Tomo buena nota para la próxima cena.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  2. Riquísimo y una presentación que seguro que te voy a copiar algun día!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Holaaa Lola, que alegría ver que mi hojaldre con pimientos verdes os ha gustado tanto, te ha quedado preciosa, imagino que disfrutasteis tanto saboreándola como nosotros, es una receta que ya verás como a partir de ahora se convierte en una "casi" del dia a dia por su sencillez y lo rica que es. Mil gracias por tu reseña.
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. A mi me pasa lo mismo, el hojaldre me ha salvado alguna que otra vez e intento tener siempre por si hay algún impresvisto o simplemente porque me encanta!
    Así relleno con pimientos verdes y cebolla tiene que estar delicioso, nosotras tenemos una receta similar en nuestro blog, si quieres pasarte: http://cuinantentrellibres.blogspot.com.es/2013/01/espiral-de-verdures.html

    ResponderEliminar
  5. Acabo de descubrir tu blog y estoy curioseando. Tu caracola me parece muy original, me quedo de seguidora y me llevo un trocito a:

    http://unangelenmicocina.blogspot.com.es

    Feliz miércoles!

    ResponderEliminar
  6. Tiene una pinta fantástica y así enrollado queda precioso. Estaba convencida que te seguía y resulta que no!! Pero eso ya lo he solucionado ehh ahora ya no me pierdo nada jajaja

    besos

    ResponderEliminar
  7. Oye, pues los pimientos no me van, pero esta caracola caerá rellena de otra cosa porque tiene una presentación espectacular. Qué suerte tus invitados.

    ResponderEliminar

Me hace muy feliz verte por aquí. Empezar es difícil y aprender de todos vosotros un placer. Si te apetece, dame tu opinión.