domingo, 13 de enero de 2013

BIZCOCHO CON ALMÍBAR Y SEMILLAS DE AMAPOLA

Se acabaron las vacaciones y aviso para navegantes: vengo con las  pilas bien cargadas y con muchas ganas de trabajar!!
Hoy está siendo un día duro en el cual he conseguido que la lavadora me retire el saludo y la secadora no me hable en una buena temporada, pero mire usted que ya lo tengo todo al día y aquí no ha pasado nada.
Por otro lado la nevera está que da mucha penita verla, mañana tendré que poner remedio también a esa circunstancia... y como quiera que mis niños tienen que desayunar y los víveres son escasos he decidido preparar un bizcocho con lo que había por la despensa.
Y tenía yo una bolsita de semillas de amapola y no sabía que hacer con ellas, un yogur triste apunto de caducar y algún huevo por la nevera.... de todo ello he creado una mezcla entre el bizcocho de yogur de toda la vida y un bizcocho con almíbar de naranja ... y las semillas de amapola
Aquí le dejo la receta y ya me dirá lo que le parece. Yo por mi parte ya lo he probado y está riquísimo acompañado de un café con leche calentito.


La anécdota es que mi hija al verlo ha dicho "mami!!! un bizcocho de caviar!" así que he decidido  llamarlo
BIZCOCHO DE CAVIAR 

INGREDIENTES

1 Yogur natural
2 medidas de yogur de azúcar
3 medidas de yogur de harina de repostería
1 medida de yogur de aceite de girasol
1 sobre de levadura química (tipo Royal)
3 cucharadas soperas de semillas de amapola
3 huevos

1 naranja
100 ml. de agua
1 cucharada sopera de azúcar
















Paso 1: Ponemos el horno a calentar a 170º



Paso 2: Ponemos los huevos en un bol con el azúcar y batimos muy bien con la batidora de varillas (hasta que nos queden bien espumosos).

Paso 3: Añadimos el yogur, la ralladura de la naranja (sin la parte blanca, ya que amargaría) y la mitad del zumo de la naranja (reservamos la  otra mitad).

Paso 4: Finalmente incorporamos la harina que previamente habremos tamizado con la levadura. Mezclamos.

Paso 5: Incorporamos las semillas de amapola a la mezcla anterior y mezclamos todo muy bien.

Paso 6: Ponemos la mezcla en un molde engrasado (yo de silicona de unos 20 cm. de largo)

Paso 7. Horneamos durante unos 40 minutos (como siempre dependerá del horno, comprobaremos con un pincho hasta que nos salga limpio).

Paso 8: Sacamos el bizcocho del horno y dejamos templar, desmoldamos en cuanto nos sea posible sin quemarnos pero sin dejarlo enfriar del todo.

Paso 9: Mientras tanto haremos un almíbar con el zumo de la media naranja reservado, 100 ml de agua y una cucharada sopera de azúcar llevando esta mezcla a ebullición en un cazo y manteniendo al fuego durante 3 minutos.

Paso 10: Rociamos el bizcocho desmoldado con el almibar con ayuda de una cuchara o cucharón y dejamos enfriar.


7 comentarios:

  1. Menuda pinta más deliciosa. Me apunto la receta.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga, esta receta es muy sencilla y los resultados son siempre buenos y con las semillas de amapola ni te cuento, la pongo fijo.Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno el nombre que le has puesto, los peques son geniales. La verdad es que tiene una pinta muy buena, me gusta mucho el toque del almíbar de naranja.
    Besinos guapa

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado muy bonito y jugoso,con las semillas de amapola queda más llamativo....
    besets

    ResponderEliminar
  5. Pues me parece que esta estupendo y superrico, con naranja y las semillas de amapola (alucinógenas?? jajaja)

    Un besazo y ya esta bien que vuelvas!!! :)

    ResponderEliminar
  6. Uhmmm, seguro que está delicioso

    ResponderEliminar

Me hace muy feliz verte por aquí. Empezar es difícil y aprender de todos vosotros un placer. Si te apetece, dame tu opinión.