MIGAS

Las migas de harina son un plato típico de Andalucía. De aquellos platos que apetece preparar en los días en que llegan los primeros frios y lluvias, en los días fríos frios de invierno y en cualquier ocasión especial o con amigos que se tercie en invierno. 

Mi chico, como buen andaluz ha aprendido de su padre y las prepara como nadie, por lo que esta entrada es suya y toda suya.

Las migas pueden hacerse en el fuego de leña (es lo ideal) y si no disponemos de barbacoa  o chimenea podremos hacerlas también en fuego o cocina de butano. Nosotros  en casa tenemos la gran suerte de tener las dos cosas, por lo que normalmente mi chico las prepara en la barbacoa con leña y creamé que le salen buenísimas no, lo siguiente...

Es una receta en la que tan importantes son los ingredientes, como las herramientas, como la técnica, con lo que si aprendemos un poquito de cada cosa le invito a que pruebe un día con poquitas raciones y vea que aunque laboriosas, merece la pena prepararlas



LOS INGREDIENTES (6 personas)

6 salchichas
20 choricitos
10 pimientos verdes
5 rodajas de tocino entreverado
6 vasos de harina (aprox.1Kg) **
(yo harina de fuerza ecológica "El Amasadero")
6 vasos de agua (aproximadamente 1 litros)**
sal
aceite de oliva

** Las cantidades de harina y agua se deberán medir en un vaso por persona, es decir, un vaso de harina por cada vaso de aguan, aunque el vaso de agua lo llenaremos un poquito más que el de harina por la que después se evapora.


LAS HERRAMIENTAS (casi tan importante como los ingredientes)

1 Sartén específica para migas: En casa siempre hemos tenido la sartén enorme típica de toda la vida y que usamos exclusivamente para hacer las migas. La compramos en la cooperativa agrícola pero también la podemos encontrar en los supermercados de las grandes superficies o ferreterías o tiendas especializadas. Lo importante para el mantenimiento de esta sartén es que no se friega con agua y jabón, sino que  se rasca y unta con aceite y se guarda así hasta el próximo uso. De este modo las migas no se nos pegarán nunca.




1 "rasera": o paleta para mover las migas. Su uso y limpieza es idéntico al de la sartén.



1 cuchara de "spaghetti": Que utilizaremos para desliar las migas más facilmente.


Y comenzamos con la elaboración:

Paso 1: Lo primero que haremos será limpiar de semillas y tallos los pimientos y trocearlos. Los reservamos.

Paso 2: Ahora troceamos el embutido y el tocino y lo reservamos tambien. 

Paso 3: En una sartén (no la que utilizaremos para las migas) pondremos abundante aceite de oliva a  calentar y freiremos por este orden primero los pimientos, las salchicas y el tocino reservando todo en un plato. El aceite sobrante lo reservamos.



Paso 4: Nosotros tenemos costumbre de freir los chorizos en un aceite que no vamos a utilizar después para que no nos tinte de rojo las migas, por lo que freímos los choricitos en una sartén aparte con un aceite que no utilizaremos para las migas posteriormente.




Y ahora esa cuando paso el testigo a mi chico para que nos cuente su receta de las

MIGAS DE HARINA CON TAJÁS:



Paso 1: Ponemos la sartén al fuego con el agua hasta que empiece a hervir.

Paso 2: Cuando el agua empiece a hervir añadimos un buen puñado de sal y removemos. 

Paso 3: A continuación añadimos toda la harina de golpe pero a puñados repartiéndola bien por toda la sarten para que no se nos hagan muchos grumos por lo que deberemos con la rasera o paleta mezclar muy bien la harina con el agua para que no nos queden grumos (de todas formas no hay que agobiarse si se nos forma ahora una pasta totalmente pegajosa que casi no podemos ni mover, ya que el truco de esta receta es el saber moverlas y desliarlas totalmente, para lo que no podemos dejar de remover esta pasta hasta que las migas empiezan a formarse).

Paso 4: Cuando tenemos la harina bien disuelta en el agua y sin grumos añadimos poco a poco el aceite que habíamos reservado de freír los pimientos y el embutido (no todo de golpe, sino que lo haremos progresivamente sin dejar de remover la pasta de harina, agua y ahora aceite). 




Es muy importante tener paciencia y no desesperarse al principio, ya que tendremos la sensación de que esa pasta pringosa nunca va a desliarse, pero no es así, tendremos que mover sin parar por lo menos durante 15-20 minutos hasta empezar a ver los primeros resultados.
Después seguiremos moviendo la masa durante otros 15-20 minutos (podremos hacerlo con la cuchara de spaghetti o con la paleta o rasera, rascando la masa por encima sin aplastarla, tal y como vemos en el video)


Puede  ver la diferencia del anterior video a éste en cuanto a lo tostaditas y sueltas que aparecen en el segundo respecto del primero.


Para esto no hay instrucciones que valgan.... como habrá podido ver




Ahora es cuando les digo aquello de "no intenten hacerlo en casa!!!" para esto sí que hacen falta tablas si no quieres que las migas acaben esparcidas por el suelo.


Cuando las tengamos bien tostaditas y sueltas ya tendremos nuestras migas listas. Lo ideal es comerlas directamente de la sartén con sus "tajás" en el centro.



Las migas también están muy ricas con sardinas saladas fritas y con uvas, con remojón (esta recetita la dejo para otra entrada) y como usted quiera comerlas. También se pueden guardar si sobran (cosa que dudo) para el día siguiente y podrá calentarlas en una sartén con una gotita de aceite y quedarán bien ricas.

Espero que las disfrute usted por lo menos la mitad de lo que yo lo hice... Buen provecho!

Comentarios

  1. Me encantan las migas y hace añs y años que no las pruebo porque donde las comía era en casa de un ex, jeje y de eso ya ni me acuerdo, solo de lo buenas que estaban.
    Tu chico se ha estrenado a lo grande, si señora!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena xq la receta tiene miga, jajajaja!!!!!! Y seguro q están buenisimas. A ver si algún día me atrevo con ellas...

    ResponderEliminar
  3. Que ricas las migas, con paciencia y una buena mano salen riquisimas y mas con ese fugo tan espectacular, ummm se me hace la boca agua. Voy a seguir paseandome por tu cocina que menuda pinta tiene. Besos

    ResponderEliminar
  4. Que ricas y q suerte, mi chico ni macarrones hace!!!.Un beso

    ResponderEliminar
  5. Que increible nunca he cocinado migas , ni nunca las he comido o séa que no sabré si me salen bién o no,jajajaj, pero la verdad es que tengo muchas ganas de probarlas!!! besotes guapa!!!!Ah!! y cuida a tu chico!!!!

    ResponderEliminar
  6. nunca las hice y se ven ricas de verdad! tengo que probarlas, bicos

    ResponderEliminar
  7. Que paciencia... pero que buenas están!!! un besotote!! :)

    ResponderEliminar
  8. me encantan las migas pero asi con harina y agua no las he probado nunca yo soy de aprovechar el pan seco,Buenas manera tiene en la cocina tu chico y maestria en el volteo de la paella,felicitalo de mi parte.
    beso

    ResponderEliminar
  9. Que arte!!, que pintaza tienen las migas. En cuanto por aqui apriete el frio... caerán!! Besos desde Cocina con Marta!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Lola, la verdad que he llegado de casualidad a tu blog y estoy muy contenta por ello, ya que me parece que tienes un blog estupendo y la receta de estas migas con el paso a paso es genial! Felicita a tu chico por la super receta jaja!. La familia de mi marido, son de la mancha y son muy típicas las migas pero no de harina sino de pan en trocitos chiquititos, la verdad es que tienen cierto parecido pero bueno el caso es que con vuestra entrada he aprendido la receta de otro tipo de migas y os lo agradezco. Me quedo por aquí para no perderme absolutamente nada de lo que publiques. Gracias y besos Ana.

    ResponderEliminar
  11. NUnca las he probado, pero en este momento estoy de antojo!!!!! jaja que ricas se ven!!!!

    ResponderEliminar
  12. Bueno no se como empezar, mil felicidades a tu chico, quien somos amantes, de este delicioso plato apreciamos, estas maravillosas migas, le han quedado de verdadero lujo, y esa foto dandole la vuelta, esta para un gran premio, me ha vuelto loca, que platico me cenaria esta noche, me gustan tanto que no me importa tomarmelas para cenar. Un besazo

    ResponderEliminar
  13. se pueden guardar las migas para el día siguiente????

    ResponderEliminar
  14. Si claro que se pueden guardar. Al día siguiente pones una sartén un un chorrito de aceite de oliva y las calientas a fuego medio removiendo sin parar y están también riquísimas, lo que no esta igual al día siguiente es el embutido pero si los pimientos. Yo incluso he llegado a congelarlas descongelando después y calentando como te he explicado. Bss

    ResponderEliminar
  15. Comprobando si sale publicado. Si es así, describiré las tres personas que se necesitan para hacer unas buenas migas, según mi amigo Paco, de "Ferro Aplicat", de Tarrasa, a quien por cierto no se me ocurrió hasta ahora encargarle que me haga una sartén a medida para las migas.

    ResponderEliminar
  16. Bien, comprobado el resultado, paso a definirlas: Para hacer unas buenas migas se necesitan tres personas: Un loco para moverlas, un miserable para el fuego, y un generoso para el aceite. Otro día hablaré de las migas más directamente. Gracias Lola...y a tu chico por las recetas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me hace muy feliz verte por aquí. Empezar es difícil y aprender de todos vosotros un placer. Si te apetece, dame tu opinión.

Entradas populares