domingo, 3 de junio de 2012

ARRÓS CALDÓS EN CONILL

O lo que es lo mismo ARROZ CALDOSO CON CONEJO, pero fijesé que en castellano no me sale, es como que no tiene traducción jejejeje!.
El caso es que este arroz lo aprendí a hacer de la abuela de mi hija, y por más que lo he intentado sale muy bueno pero nunca igual como a ella que le salía delicioso. Eso siempre pasa con las recetas de las madres, tienen su toque personal y nunca conseguimos llegar a hacerlas tan buenas como ellas, pero bueno, con los años y la práctica supongo que yo también le daré mi toque personal y haré la receta mía.
En casa a nadie le gusta la carne del conejo, pero lo que es el arroz nos encanta a todos, y claro, yo sabe usted que no tiro nada, así que voy a explicarle como hago el arroz de manera que después puedo utilizar la carne para otras recetas (que  me como yo, claro está).
Vamos a ello

ARROZ CALDOSO CON CONEJO


INGREDIENTES (6 personas)
1 Conejo pequeño
1/2 pimiento rojo
Arroz bomba
5 dientes de ajo
Aceite de Oliva
1 tomate maduro grande



Es muy importante comprar el conejo en una carnicería de confianza o como yo lo hago directamente en una granja donde te lo dan recién matadito y con su sangre... dicho así suena fatal pero la sangre del conejo le da el toque especial a esta receta.


Paso 1: Si podemos pedirlo a nuestro carnicero, le pediremos que nos trocee el conejo y si como yo, es de compra de granja tendremos que hacerlo nosotros con mucho cuidado para que no nos queden huesecitos rotos que después encontraremos al comerlo. Salpimentamos la carne

Paso 2: En una sartén ponemos un buen chorro de aceite de oliva y freímos el pimiento rojo cortado a tiras (reservamos).

Paso 3: Hacemos un corte a los dientes de ajo  (sin pelarlos) y los pinchamos con un palillo y los freímos con cuidado de que no se nos quemen. (lo del palillo es  porque el ajo después se cocina con todo y a mi no me gusta encontrar el ajo hervido y de esta forma los tendremos localizados para apartarlos a la hora de servir los platos). Reservamos los ajos junto con los pimientos

Paso 4: En el mismo aceite sofreímos el conejo de manera que vaya perdiendo el rojo de la sangre y se nos volverá negra. Cuando tengamos e conejo sofrito añadimos el tomate rallado y removemos muy bien para que se nos cocine el tomate también. Si nos ha quedado mucho aceite en la sartén lo quitaremos antes de añadir el tomate para que luego no nos quede el caldo aceitoso.

Paso 5: Cuando esté casi hecho añadimos el pimiento y los ajos que teníamos reservados y damos unas vueltas a todo en el aceite. 

Paso 6: Colocamos todo el sofrito en una olla y cubrimos con agua (un poco más de litro y medio para seis personas)

Paso 7: Salamos el caldo y dejamos hervir durante 20 minutos aproximadamente. Yo hasta este paso suelo hacerlo de buena mañana y dejo reposar un par de horitas para que el caldo tome bien el sabor, porque como dije antes, aparto gran parte de la carne y la reservo porque en casa solo yo me la como. Pero si a todos nos gusta la carne no la apartaremos y no será tan importante este reposo.

Paso 8: Ponemos colorante al caldo y añadimos el arroz (1 tacita por persona o un puñadito por persona más uno de regalo).

Paso 9: Cocemos el arroz hasta que tenga el punto que nos guste (yo 13 minutos porque nos gusta enterito). Dejamos reposar 5 minutos más y a la mesa-


La carne reservada para próximas recetas.
Feliz semana!!

10 comentarios:

  1. Lola, guárdame un plato d'arros amb conill

    ResponderEliminar
  2. Que rico se ve!! Y me gusta eso de que aproveches la carne para otras recetas. En mi casa también somos de aprovecharlo todo
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como una obsesión eso de aprovechar jejej. un beso

      Eliminar
  3. toma ya que plato más bueno!! arros caldós! y con conejo, con el saborcito que da... buenisimo

    ResponderEliminar
  4. Arrós i conill!
    Buenísimo! Creo que es de la única forma que me como el conejo.
    Te digo el truco para que te salga como el de las abuelas??? jeje... que a mi me lo dijo mi madre y la Abueli!!
    Mira:
    Cuando el arroz esté prácticamente hecho, a falta de 10 minutitos, sacas de la olla un trozo del higadillo y lo machacas en el mortero junto con un diente de ajo. A esa pasta le pones dos cucharadas del caldo del guiso, remueves y lo vuelves a echar a la olla. Te aseguro que la cosa es mágica! jaja
    Beso!
    (me debes un truco abuelero!!! jajaja)

    ResponderEliminar
  5. Ohhh Rosse!! Muchas gracias!! Te debo uno efectivamente!! A la próxima lo probaré y seguro le da un toque abuelero total! bss

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Algo que le falta para mi gusto: más verduras. Si le echas judías verdes y alcachofas lo fliparás. También le van bien, en su época, unas habitas. Mi madre hasta le echa guisantes si no tiene otra verdura a mano. Y mi truco, para los vagos, es hacer el arroz de "senyoret" con el conejo deshuesado una vez se ha enfriado. Yo también lo dejo reposar de un día para otro porque está mejor. :)

    ResponderEliminar

Me hace muy feliz verte por aquí. Empezar es difícil y aprender de todos vosotros un placer. Si te apetece, dame tu opinión.