TRUFAS!!! .... MI TESOROOOO

El pasado viernes recibí el siguiente tesoro en casa


Así me quedé yo... como usted... ¿¿dos piedras??, no señor, no son piedras aunque con su tierra venían, se trata de dos tesoros de la cocina y paladar, dos trufas negras directamente venidas de Huesca, con un aroma que solo sacarlas del papel en que venían envueltas me impregnó la casa entera.

Créame si le digo que la emoción se apoderó de mí, a la par que una especie de "miedo" y pensamiento de "a ver qué hago yo y si no las estropeo...".
Y me puse como loca a pensar en qué iba a emplear semejante tesoro, y créame también si le digo que tengo más ideas que trufas.. jejeje. El caso es que si le interesa quédese conmigo y le voy a explicar el proceso:



EL LAVADO:
Cuidadosamente y con un cepillo de dientes suave (sin usar, claro) y bajo el chorro de agua fría limpié cuidadosamente las trufas, dando lugar a algo mucho más apetitoso y "comestible"


Posteriormente, partí una de las dos trufas por la mitad y reservé una mitad para cocinar y otra mitad para trufar huevos. La otra la congelé enterita para posteriores usos, ya que la trufa se conserva unos diez días fresca y después se echa a perder, en cambio, si se congela de la forma adecuada puede conservarse hasta un año. 





























CONSERVACIÓN PARA UN CONSUMO INMEDIATO:
Si la trufa la vamos a utilizar en los próximos días debemos lavarla bien, secarla con un papel de cocina cuidadosamente y dejarla secar bien al aire. A continuación envolvemos con un papel de cocina e introducimos en un bote que cierre hermético, de ahí directa a la nevera. (Deberemos sacarla y airearla cada día  dejándola unos 10 minutos al aire y envolviendo nuevamente con un papel nuevo, otra vez al bote y otra vez a la nevera).

HUEVOS TRUFADOS: 
Y usted pensará donde he aprendido yo tanta cosa de trufas, pues le diré que en el Blog Les Receptes de Miquel he aprendido muchas cosas que no sabía, entre ellas esta forma de trufar huevos.
El huevo, por los poros de su cáscara, absorbe el aroma de la trufa, lo que hace que pasados de 2 a 6 días después de meter una trufa dentro de un tarro de cristal junto con ellos, se impregnen de ese aroma y sabor tan peculiar, resultando después fritos especialmente buenos. 
Para ello envolveremos también la trufa (SIN LAVAR) en papel de cocina y la introduciremos en un recipiente hermético junto con los huevos. Cada día hay que sacar la trufa y dejar airear un poquito, después la envolvemos y volvemos a introducir envuelta en el bote y, por supuesto, a la nevera. Si al cabo de dos o tres días viésemos que la trufa tiene moho o está rara entonces la lavamos bajo el grifo como indiqué al principio con un cepillo de dientes y seguimos el procedimiento.
Para trufar los huevos es mejor no lavar la trufa, tal y como indica Miquel en su Blog y como me indicó el Sr. de Huesca que me las envió, pero yo no lo entendí bien y ya las había lavado, con lo que lo he hecho con ella limpia y espero que salga bien también.


CONGELADO:
El congelado es el mismo proceso de conservación que el la nevera solo que introduciremos la trufa en el congelador envuelta en papel de cocina y en un recipiente hermético. Cuando vayamos a utilizarla la sacamos, rallamos la cantidad que necesitemos (sin descongelar) y volvemos a envolver y meter al congelador, de esta manera no pierde apenas aroma ni la trufa se estropea.

Como ve usted, la teoría la tengo muy clara, ya le iré contando como ha salido la práctica.
Feliz lunes y feliz semana.




Comentarios

  1. Que interesante.. nunca he visto una cosa de esas y seguro que si la veo antes de tu entrada le doy una patada jajaja... ya nos contaras como quedan esos huevos trufados ;)

    Besos guapi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana! Huevos trufados mañana para cenar! Ya te cuento el resultado. Si si, yo también, si me las encuentro antes de esto patada al canto jajajajja. Un besote

      Eliminar
  2. Me alegro que te gustase los huevos trufados a mi me encantan,buena información has dado mejor que la mia.
    Muchas gracias por el enlace
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Miquel por tu ayuda e información. Yo soy la que he aprendido de ti.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Que suerte ...solo con olfatearlas me hubiera conformado. un autentico lujo!
    laura
    cocinando hacia los picos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, cuando las vi era como si hubiesen venido los Reyes Magos!! jajajaja.

      Eliminar

Publicar un comentario

Me hace muy feliz verte por aquí. Empezar es difícil y aprender de todos vosotros un placer. Si te apetece, dame tu opinión.

Entradas populares