UNA CENA DE OTRO PLANETA

Mire usted ¡qué cosa más mona! Para que luego digan que las verduras son sosas y aburridas...

El "bichito" en cuestión se llama ROMANESCO, y digo esto porque más que una verdura divertida yo le llamaría "La verdura extraterrestre".




La primera vez que la vi (hace mucho ya) en el mercado no me pareció nada "comestible", era como una coliflor de otro planeta!... aún así no me resistí a probarla.

Se puede cocinar exactamente igual que la coliflor, porque para que nos entendamos es algo así como una mezcla androide  entre el brócoli y la coliflor, y su sabor es menos fuerte que el brócoli y más fino que la coliflor, en definitiva, a mí me parece muy buena.
Así que cuando esta semana la vi en el mercado, una vez más,  no pude resistir la tentación y la compré.

Y para cenar la preparé de la siguiente manera

ROMANESCO CON VINAGRETA TEMPLADA 

INGREDIENTES:

1 Romanesco
1 Manojo de ajos tiernos
1 Cucharada de pimentón
1 Chorro de vinagre
Aceite
1 Cayena (opcional si os gusta el picante)
Sal de escamas (Maldon es perfecta pero yo usé una negra)



Paso 1: Cortamos la verdura en ramilletes y la cocinamos al vapor (no recuerdo el tiempo porque lo hice un poco a ojo de manera que nos quede cocido pero crujiente y entero). También puede hacerse hervida pero para mi gusto se deshace demasiado y coge demasiada agua. 

Paso 2: Una vez tenemos cocida la verdura la dejamos que temple un poquito y mientras cortamos los ajos en rodajitas finas y los freímos en un buen chorro de aceite. Es el momento de añadir la cayena si nos gusta un poquito picante.

Paso 3: Cuando los ajos están doraditos apartamos del fuego y añadimos la cucharada de pimentón dulce. La movemos bien fuera del fuego para que no se queme el pimentón y no amargue).

Paso 4: Inmediatamente ponemos un chorrito de vinagre (a gusto del consumidor, yo no puse mucho) y removemos bien hasta que se evapore bien, por lo que deberá ser con el aceite aun muy caliente pero fuera del fuego.

Paso 5: Disponemos el Romanesco en una fuente y rociamos con el aceite del sofrito. 

Paso 6: Espolvoreamos con la sal y listo!!! 





Más fácil imposible y quedó riquísimo.

Yo lo serví acompañado de un huevo pasado por agua blandito. (Ponemos agua al fuego en un cazo, cuando empieza a hervir echamos los huevos con mucho cuidado de que no se rompan y entonces contamos 2 minutos desde que el agua empieza a hervir otra vez, sacamos y para mi gusto quedan al punto para mojar pan). 



Comentarios

  1. HOLA LOLA ...de otro planeta NADA DE NADA ...jaja a mi me gusta mucho y siempre que la encuentro la compro ..tengo en mi blog varias recetas de romanescu y cada vez nos gusta mas .La tuya se ve deliciosa ...te sigo y te invito a compartir mi blog ...y mi pan en tiesto de barro bsssMARIMI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Tu blog me ha encantado!! Totalmente justicia con el nombre:"Sabores y Olores". Y una cantidad de recetas que me parecen excepcionales. No lo dudes, desde ya te sigo. Un abrazo Marimi! y espero compartir muchas recetas contigo.
      P.D. El pan super curioso. Mañana mismo compro unos tiestos y pruebo!.

      Eliminar
  2. Amiga, el secretillo de lo que has rallado porcima... cuenta cuenta... Trufa negra???

    ResponderEliminar
  3. Amiga, es sal. Sal tipo Maldon pero negra. (Vale exactamente igual la blanca pero esta quedaba más mona..) Trufa negra????????? eso no lo han visto mis ojos... ni mi nevera amiga!! jajajajajaja.
    Pero todo se andará...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me hace muy feliz verte por aquí. Empezar es difícil y aprender de todos vosotros un placer. Si te apetece, dame tu opinión.

Entradas populares