viernes, 17 de febrero de 2012

SALMÓN AHUMADO

Mire usted que esta receta no es mía ni siquiera de esas que yo me invento. Pero la hice y me pareció tan bueno el resultado que me apetece compartirlo. De hecho me la explicó la chica que me vendió el salmón la primera vez
Y desde la primera vez que lo hice no hemos vuelto a comprar del preparado porque la verdad es que "no hay color". Y es taaan fácil de hacer y el resultado tan bueno, que siempre tenemos en casa un "tuper" con salmón ahumado caserito (porque además de bueno se conserva perfectamente en aceite de oliva por mucho tiempo).


INGREDIENTES:

Un lomo de salmón fresco (yo suelo comprarlo de Mercadona, porque aunque creo que es  pre-congelado para esta receta está muy bueno y no sale nada caro. Por lo menos aquí en el mercado te pueden dejar temblando con el precio del salmón fresco...y lo digo por experiencia).
Sal
Azúcar
Eneldo (de los tarritos de especias)
Brandy
Zumo de 1/2 naranja

Paso 1: Pesamos el salmón. Y dependiendo del peso ponemos en un bol grande la mitad del peso en azúcar y la mitad en sal (ej. el salmón pesa 1 kilo (pondríamos 1/2 kg de sal y 1 de azúcar). Removemos muy bien para que se mezcle completamente.

Paso 2: Añadimos el zumo de media naranja y un chupito de Brandy y mezclamos todo bien con una cuchara (yo lo mezclo con las manos porque aunque te quedas la mar de marinada se hace mejor)

Paso 3: En n recipiente donde quepa el salmón tumbado sin estar apretado (yo utilizo un molde de horno de metal de esos de hacer bizcochos) ponemos una base de la mezcla de sal y azucar con el zumo y brandy (como una cama), entonces ponemos encima el salmón con la piel hacia abajo y cubrimos con el resto de mezcla hasta que esté completamente tapado sin que veamos el pescado.

Paso 4: Tapamos  bien con film transparente el recipiente (retractilado vamos... yo hago una especie de envoltura dando varias vueltas y luego pongo peso encima para que quede apretado (lo hago un unos botes de coca cola o refresco)



Paso 5: Metemos en la nevera y dejamos macerar durante dos días (no más porque se seca demasiado). (Es importante taparlo bien porque huele muy fuerte y si no te impregna toda la nevera con el olor).

Paso 6: pasados dos días llamamos a los artificieros para que "desempaqueten" el salmón (jeje..) sacamos del paquete y lavamos bien el salmón debajo del grifo y lo secamos bien con papel de cocina.



Paso 7: con un cuchillo afilado vamos cortando lonchas muy finas de salmón. En un recipiente de cristal con tapa o fiambrera cubrimos el fondo con aceite de oliva y vamos colocando las lonchitas de salmón de forma ordenada, cuando tenemos una capa espolvoreamos con eneldo y cubrimos con un poquito más de aceite, y así todo el salmón.

Paso 8: Dejar un día mínimo en el aceite y a partir de ahí a disfrutarlo. (yo lo suelo tener en la nevera porque aunque creo que podría estar fuera no me atrevo mucho por aquello de que és pescado. Si el aceite se cuaja por el frío lo sacamos media horita antes de consumirlo y perfecto).



En Mercadona venden unos paquetes de SAL ESPECIAL PARA AHUMAR SALMON. Están donde el resto de sales, y si no quiere usted trabajar tanto con la mezcla lo puede hacer directamente con este preparado y sale casi igual de bueno. Eso sí, ésto si que lo tiene que "retractilar" y aislar para meter a la nevera porque el olor es fortísimo.





1 comentario:

  1. Hola Lola!
    El salmón marinado no es mi fuerte, pero reconozco que así queda muy bien y aguanta muchísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar

Me hace muy feliz verte por aquí. Empezar es difícil y aprender de todos vosotros un placer. Si te apetece, dame tu opinión.