martes, 28 de febrero de 2012

FIAMBRE DE PECHUGA DE PAVO

Pin It Ahora!
Siempre he cocinado el lomo de cerdo a la sal acompañado después de una salsa como plato principal. Luego el que sobra siempre lo guardo para ensaladas o para bocadillos o para croquetas, el caso es que se aprovecha todo y está muy bueno tanto recién hecho como después. 
Un día probando cosas me acordé del lomo que hacía mi madre (lomo de orza) o lo que es lo mismo, lomo frito y después conservado en el propio aceite, y pensé que podría conservar el somo sobrante en aceite de oliva, probé y sí, efectivamente, se conserva estupendo y dura mucho, además, el aceite hace que la carne no esté tan seca.
A donde quiero llegar que me enrollo y no paro, es a que se me ocurrió fabricarme con todas estas ideas mi propio fiambre de pavo, y se lo comenté a la carnicera del mercado donde suelo comprar toda la carne que se consume en casa. Le pareció muy buena idea, y me dio algunos consejos para que saliese perfecto.
Aquí va todo el proceso para mi 

FIAMBRE DE PECHUGA DE PAVO:

INGREDIENTES:

1/2 Pechuga de pavo (son enormes, por lo que una entera es demasiado)
15 lonchas de tocino fresco cortado muy finito (a mí me lo arreglaron en la carnicería envolviendo la pechuga como se ve en la foto y poniendo después una malla para que quede sujeto, también se puede hacer en casa comprando todos los ingredientes, pero seguro que en la carnicería no tienen ningún problema en hacer el encargo)
1,5 Kg de sal gruesa para horno (el paquete que yo usé llevaba el 1,5 Kg y vino perfecto)
Aceite de Oliva
Orégano.

Paso 1: Preparamos la pechuga (si no nos lo hacen en la carnicería) envolviendola bien con las lonchitas de tocino y atando bien para que quede apretada luego al cortar)






Paso 2: En un recipiente para horno preparamos como una cama de sal al pavo, después lo colocamos ya preparado y cubrimos con la sal de manera que quede completamente tapado. Podemos humedecer un poco la sal para que nos resulte más cómodo de hacer.

Paso 3: Metemos al horno precalentado a 200º durante unos 40 minutos. (Dependerá del horno, pero sabremos que está listo cuando la sal empiece a agrietarse en bloques.


Paso 4: Sacamos del horno, dejamos enfriar y quitamos la sal y limpiamos bien


Paso 5: Envolvemos en film transparente y metemos a la nevera durante un día para que se quede bien compacta.



Paso 6: Sacamos de la nevera, quitamos el film y empezaremos a cortar a nuestro gusto.



Paso 7: Yo lo hago a rodajitas finas y lo coloco como hago con el  Salmón ahumado, en un" tuper", capita de aceite de oliva, capa de fiambre, más aceite y orégano, y vuelta a empezar. 


La última vez que lo preparé salió mucha cantidad por lo que hice dos "tupers" más pequeños y los he congelado. El resultado aún no puedo decirlo porque siguen en el congelador pero supongo que cuando lo descongele estará igual. Ya se lo contaré...


Resulta muy socorrido para los bocadillos del almuerzo de los niños, para acompañar un hervido por la noche como cena ligera, para ensaladas... etc...
Espero que le guste. Buenos martes a todos!!

2 comentarios:

  1. Me encanta! Pero no estoy cocineando nada de nada!! Ains... qué envidia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga no preocupar!! el "tuper" nº1 congelaito pa ti (justo justo el de abajo a la derecha lleva tu nombre) jejejejeje. un besicooooooo

      Eliminar

Me hace muy feliz verte por aquí. Empezar es difícil y aprender de todos vosotros un placer. Si te apetece, dame tu opinión.