EL POTAJE DE MI MADRE

Oiga usted, que yo todos los jueves voy a comer  a casa de mi madre,  y no sabe como me cuida "la  mama". 
Me pregunta por la mañana "Qué te hago hoy? " y ale, "comida a la carta" y menú caserito y bueno. Y es que estará conmigo en que no hay nada como irse de  casa para aprender  a valorar  los guisos de nuestras madres y echarlos de  menos.
Se me ha ocurrido que en este blog podría haber una pequeña "sección" dedicada a ellos, a esos guisos caseros de mi madre, los cuales intento aprender y seguir preparando, porque por costumbres y porque son otros tiempos, me da la sensación de que se está perdiendo un poco la forma de cocinar, y eso, oiga usted, en mi cocina no lo voy a consentir, quiero esa herencia en mi dia a día.
Así que esta mañana cuando me ha llamado y me ha dicho: "Qué prefieres hoy? ¿guisao o potaje?,creamé, difícil ha sido la elección, ya que las dos cosas le salen de  muerte. 
Al final me decidí por el

POTAJE DE ALBÓNDIGAS DE BACALAO

INGREDIENTES (4 personas):

1 manojo de acelgas
1 bote grande de garbanzos cocidos
2 patatas grandes
1 cebolla grande o dos pequeñas
Bacalao desmigado*
3 huevos
Pan rallado
Pimentón dulce
Perejil
Aceite
Sal

* El bacalao podemos utilizar el de toda la vida en salazón desalándolo 48 horas antes cambiando el agua. Mi madre usó el que viene ya desmigado en bolsitas individuales (en este caso utilizamos 3 bolsitas)








Paso 1: Rallamos la  cebolla y la  sofreímos hasta  que se empiece  a  volver transparente.

Paso2: Añadimos una cucharada sopera de pimetón al sofrito y lo apartamos para que no se queme removiendo y mezclando todo muy bien.

Paso 3: Añadimos el agua (en  este caso mi madre dice:  "la que tú veas..." y ahí yo empiezo a dudar. Yo calculo un vaso por ración.

Paso 3: Lavamos bien y troceamos las acelgas en trozos pequeñitos y añadimos al agua.

Paso 4: Escurrimos los  garbanzos y reservamos 1/4 parte para las albóndigas, las otras 3/4 partes las ponemos en la olla junto con el sofrito, el agua y las acelgas

Paso 5: Hervimos  todo durante 1/2 hora, transcurrido ese tiempo añadimos las patatas cortadas (si las "cascamos" (hacemos un corte con  el cuchillo y el resto lo desgarramos sin cortar) el caldito sale más espeso.

Paso 6: Dejamos al fuego hasta que la patatas estén cocidas.

Paso 7: Añadimos las albóndigas de bacalao y dejamos cocer duran te  5 minutos (apagamos el fuego y reposamos todo 5 min. más).

ALBONDIGAS:

Paso 1: Chafamos  con un tenedor los garbanzos  que habíamos reservado

Paso 2: Habremos puesto el bacalao a hervir en un cazo a fuego mínimo  durante  unos 15 minutos aproximadamente. Escurrimos, dejamos enfriar y desmigamos con los dedos.(Si utilizamos el bacalao desalado lo desmigamos directamente sin hervir. Tres trozos de la parte central serán suficientes). Lo añadimos a la pasta  de garbanzos.

Paso3: Picaremos el ramillete de perejil muy picadito y lo añadimos

Paso 4: Añadimos 3 huevos y un chorrito de leche.

Paso 5: Añadimos el pan rallado (mi  madre vuelve a decir aquello de "el que te admita.." y vuelve el caos a mí intentando calcular la cantidad sin resultado, así que oiga usted "el que le admita..." con cuidado de que no se quede demasiado seca la masa, es decir, debe quedar un poco pegajosa.

Paso 6: Formamos las albóndigas con la ayuda de dos cucharas (mi madre las hace con las manos)  y vamos dejándolas caer en el aceite bien caliente, freimos y sacamos. Reservamos para poner al final en el guiso.


Es un guiso laborioso pero creamé usted, que es de aquellos que si queda en la olla repites.
Me encanta!. Y el jueves que viene vuelvo a ir a que mi madre me invite y volveré a compartirlo con  usted.

Comentarios

Entradas populares